Legend SK

lunes, 31 de marzo de 2008

Análisis: Final Fantasy I

Juego: Final Fantasy I.
Género: RPG.
Plataforma: GBA, NES, PS1, PSP. (Analizaremos la versión de PSP)

Con motivo del 20 aniversario de la saga, Square Enix nos ofrece sendos remakes para PSP de los dos primeros "capítulos", originalmente de Nintendo Entertainment System (NES).
Si bien ofrece interesantes novedades, cierto es que en veinte años ha dado tiempo a hacer un remake mucho más elaborado… Pero empecemos por el principio.

El origen de la fantasía
Final Fantasy I es algo más que un juego. Es la luz al final del túnel en que estaban atrapados los dirigentes de Squaresoft, condenados inexorablemente a la bancarrota tras las pérdidas a las que se vieron sometidos con sus anteriores proyectos.

Final Fantasy sería su gran esperanza. Su última esperanza.

Cuatro guerreros anónimos serían los encargados de decidir el destino de la empresa y del mundo. Su objetivo: eliminar a Los Cuatro Demonios y recuperar los cristales mágicos.

El resto… es historia.


El rol por turnos como forma de vida
Muchos eran los seguidores que tenía la saga Dragon Quest, de Enix.
Dragon Quest se caracterizaba por tener combates por turnos, estilo que Sakaguchi (creador de la saga Final Fantasy) decidió adaptar en su "última" obra, pero añadiendo muchas mejoras.

Lo primero que descubrimos al empezar una partida en Final Fantasy I es el sistema de Jobs (Trabajos). Nuestros cuatro personajes deberán poseer un Job determinado, que establecerá su estilo de combate y los objetos que puede equiparse.

Los seis Jobs disponibles son Warrior, Monk, Thief, Black Mage, White Mage y Red Mage, más otros seis que descubriremos más adelante (son mejoras de esos, no podemos elegirlos desde el principio).

Una vez hayamos elegido los oficios de nuestros personajes, apareceremos en medio de un enorme mapa con total libertad de movimiento.

Como es el análisis del primer Final Fantasy, explicaré los combates desde el principio:
Al ir caminando por zonas hostiles (es decir, todo el mundo menos las ciudades), nos iremos encontrando con combates aleatorios. La pantalla cambiará y aparecerá un número determinado de enemigos frente a nuestros personajes.

Los combates están divididos en turnos. En cada turno deberemos elegir una acción para cada personaje (Atacar, Magia, Objetos…), y esperar a ver como actúan. Los turnos se irán sucediendo hasta conseguir eliminar a todos nuestros rivales (o que nos eliminen ellos).

Aunque en la mayoría de los combates nos limitaremos a atacar sin pensar, en los combates más complicados primará fundamentalmente la estrategia, debiendo planear cuidadosamente todas nuestras decisiones para no caer derrotado en la batalla.


La importancia de tener historia
Cuando un juego se desarrolla entorno a una historia es mucho más fácil engancharse y querer seguir jugando. Y este es el principal valuarte de los Final Fantasy, ya que son juegos en los que la historia era lo más importante.

Es cierto que en Final Fantasy I no encontramos una historia muy desarrollada, pero es que su duración no daba para más… Sin embargo, sembraría las bases de lo que años después se convertiría en la mejor saga de videojuegos, con Final Fantasy VII como principal representante.

Nuestro primer objetivo consistirá en rescatar a la Princesa Sarah de las manos de Garland, un oscuro guerrero cuyos planes se desconocen.
Otros juegos empezarían y acabarían ahí. Es decir, el juego consistiría simplemente en rescatar a la Princesa. Sin embargo, en Final Fantasy I nos encontraremos con que ese será solo el principio de la historia, apenas un 5%, pero que tendrá una importancia fundamental en el desarrollo de los acontecimientos.

Tras el éxito de Final Fantasy I, Sakaguchi descubrió el gran valor del argumento en un videojuego, por lo que sus siguientes obras fueron conteniendo más y más historia, y eso es algo que agradeceremos eternamente los fans de la saga.


La verdadera fantasía
No dudo ni un solo segundo antes de decir esto: lo mejor de la saga Final Fantasy es la música.
Nos encontramos no solo ante la mejor BSO que existe (hablo de la saga en general), sino ante "algo más". Estamos ante unos juegos donde perfectamente podemos quedarnos quietos sin hacer nada, tan solo por disfrutar de las distintas canciones que componen el apartado sonoro de estos juegos.

Y Final Fantasy I no iba a ser menos. Si ya de por sí las canciones de este juego eran lo suficientemente atractivas como para cautivarnos, los nuevos añadidos del remake (con canciones de otros Final Fantasy) serán la guinda del pastel, dejando verdes de envidia a todos los juegos de nueva generación.

Para poder disfrutar de la música siempre que queramos, el juego incluye un reproductor en el que podemos oír todas las canciones que componen la BSO.

Sin duda el extra más interesante, sin desmerecer a la galería de arte y el bestiario.


Novedades
A las mazmorras del juego original se añadieron posteriormente cuatro nuevas. Cada una de estas mazmorras está compuesta por un número determinado de pisos, y si los recorremos todos nos encontraremos con 4 jefes secretos por mazmorra.
Esto hace un total de 16 jefes ocultos, por lo que estaremos entretenidos unas cuantas (bastantes) horas más.

Por si esto fuera poco, en el nuevo remake se ha añadido otra mazmorra conocida como Laberinto del Tiempo.
Esta mazmorra estará plagada de retos en forma de puzzles y pruebas de habilidad y memoria. Deberemos ir superando todas estas pruebas (30 en total, pero no es necesario superar todas ya que irán cambiando) para llegar hasta el último nivel, en donde encontraremos un poderosísimo enemigo: Chronodia.

Lo más interesante del Laberinto del Tiempo es, además de que las pruebas son muy entretenidas y deberemos hacerlas a contrarreloj, que dependiendo del camino que sigamos nos enfrentaremos a una versión u otra de Chronodia. De este modo, podemos enfrentarnos a ocho versiones distintas de este jefe, cuyo poder varía dependiendo de si hemos seguido el camino más rápido u otro más costoso (el más rápido desembocará en la versión más potente de Chronodia, obviamente).
Cada versión soltará unos objetos únicos distintos, por lo que si queremos conseguir todos tenemos otro montón de horas de entretenimiento.


El Castellano ya no existe
O eso es lo que deben pensar en Japón, pues de nuevo nos encontramos con un Final Fantasy en completo inglés (y con opción de cambiar el idioma… a japonés).

Es curioso ver que el remake anterior sí estaba en español y este no. Mejor dicho, es vergonzoso. El inglés que encontramos es sencillo (a diferencia de Final Fantasy Tactics), pero hay muchísima gente que se perderá este gran juego tan solo porque a Square Enix no le ha dado la gana traducirlo (y mira que tiene pocas líneas de diálogo…).

Por si fuera poco, esta vez los Final Fantasy I y II se venden por separado por 30€ cada uno. Un precio algo abusivo para un juego de hace 20 años, por muy bueno que sea.

A causa de estos dos factores, Square Enix seguramente perderá muchísimas ventas en nuestro país, pero parece no importarles en absoluto. Luego que no se extrañen si todo el mundo prefiere bajarse Final Fantasy I por Internet, que es gratis y está en español.


Fantasía Inicial
Dejando a un lado el egocentrismo de Square Enix, hay que contemplar a Final Fantasy I como lo que es: una obra maestra de Squaresoft.

Un juego que marcó un antes y un después en la era de los videojuegos. La semilla de la que, años después, brotarían los mejores juegos de la historia.
El juego que salvó a una compañía y alzó a Hironobu Sakaguchi y Nobuo Uematsu a lo más alto.

Cierto es que no es lo mismo analizar FFI ahora que hace veinte años. Con el paso del tiempo ha sido superado en todos los aspectos por sus sucesores.
Aunque ha mejorado notablemente el apartado visual, sustituyendo los pobres gráficos iniciales por imágenes muchísimo más nítidas y agradables de ver, sigue teniendo un aspecto muy anticuado. Esto no debe ser visto como algo malo, pues los creadores del remake han preferido mantener la esencia de FFI intacta. Y yo que me alegro.


Final Fantasy I ya era muy interesante de por sí, pero con estos nuevos añadidos se convierte en un juego que todos los amantes del rol por turnos deberían probar.
En cambio, quienes no hayáis jugado nunca a un juego de este género, quizá deberías empezar por este, pues es sin ninguna duda el Final Fantasy más fácil de la saga.

Nota de Legend SK: 8

Etiquetas: ,

2 comentarios:

  • Pues si que tiene que tener buenos extras para darle tanta nota. Porque el juego en sí es malillo, aunque sea el origen de lo que es.

    De Anonymous Kefka, A las 1 de abril de 2008, 0:14  

  • No es malo, otra cosa es que no te guste. Seguro que sabes muchos juegos mejores de hace 20 años, y actuales con una música parecida a la de este juego. ¿No?, ya imaginaba.

    Y sí, los extras son buenos, pero lo que ha cambiado es el juego entero, no solo extras...

    De Blogger Shock, A las 1 de abril de 2008, 4:43  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal