Legend SK

miércoles, 28 de marzo de 2007

Análisis: Final Fantasy XII

Juego: Final Fantasy XII.
Género: RPG.
Plataforma: PlayStation 2.

Hablar de una entrega de esta saga suele ser sinónimo de buenos gráficos, mejor música, muchas horas de juego, inagotables misiones secundarias, historias enrevesadas, alegría, tristeza, emoción, intriga... Pues bien, a esta larga lista de características, Final Fantasy XII añade una nueva sensación nunca antes experimentada con sus predecesores: decepción.


Año 704 de la antigua era Valendiana.
El gran Imperio de Arcadia comienza la invasión de dos pequeños paises, Nabradia y Dalmasca, con el fin de aventajar a su gran rival, Rozaria, en su particular guerra por la supremacía territorial de Ivalice.
Con la ayuda de una extraña piedra mágica, conocida como Neticita, Arcadis consigue eliminar al ejército de Nabradia, y poco después se hará con el control de Dalmasca, tras el asesinato del rey y la desaparición de su única hija heredera.

Cuando tenemos la cabeza llena de nombres de países y ciudades, y sin darnos tiempo a asimilarlos, el juego nos pone en la piel de Vaan, un joven "recadero" de Rabanasta, capital de Dalmasca. Vaan ha perdido a toda su familia durante la guerra, por lo que siente una gran repulsa por Arcadia.
Acompañado por varios personajes, Vaan emprenderá un viaje por toda Ivalice en busca de Neticita, el único poder que puede hacer frente al poderosísimo Imperio de Arcadia.


Vaan tendrá que recorrer multitud de territorios plagados de monstruos, usando para derrotarles el nuevo y mejorado sistema de batalla. Lo que convierte a este sistema en el mejor de la saga es sencillamente que nos permite elegir como deseamos que sea. Podemos cambiar entre los ya conocidos Modo Activo y Modo Espera, así como entre nada menos que 6 niveles de velocidad de batalla.

Pero, si hay algo que diferencia a este Final Fantasy de los demás, es el sistema Gambits. Consiste en asignar instrucciones sencillas a los personajes, de tal manera que, ante unas situaciones determinadas, actúen de una forma concreta. Por ejemplo, podemoss hacer que un personaje cure a sus compañeros cuando estos tengan la vida por debajo del 50%, o que lancen un hechizo de hielo a enemigos débiles a este elemendo. Y, como estas, hay infinidad de combinaciones posibles, con lo que viviremos las peleas más espectaculares de toda la saga... o no, pues esto es algo opcional, como se indicó previamente. Tenemos total libertad para asignarles Gambits a los personajes o manejarlos nosotros por completo.


Y ahora viene lo malo, la parte que en anteriores entregas nos hizo coger tanto cariño a esta saga, y que en esta nueva entrega ha provocado una pequeña decepción: la historia.
La historia comienza de forma nada espectacular, pues no tardaremos en encontrar similitud con multitud de historias parecidas (guerra entre imperios, rebelión...), y, muy a nuestro pesar, no mejora con el tiempo. La historia no solo no mejora, sino que básicamente no avanza, ni da giros inesperados, ni sorprende... Se limita a cumplir con el objetivo principal, haciéndonos pasar por infinidad de mazmorras. Porque eso sí, otra cosa no tendrá, pero mazmorras hay para aburrir. Si al comienzo y mitad del juego son muy entretenidas y llevaderas, sobre el final se hacen extremadamente pesadas, dando la sensación de que estamos jugando a un juego de acción.

Por suerte, hay una parte fundamental en todo Final Fantasy que se precie que nunca ha decepcionado y que aquí no iba a ser menos: las misiones secundarias. Si bien se limitan en un gran porcentaje a liquidar a monstruos, podemos afirmar que es lo más entretenido del juego.
Podemos pasarnos decenas de horas persiguiendo Escorias, que es el nombre que reciben los monstruos que debemos cazar por encargo de multitud de personas, así como realizar minijuegos de pesca, cazar monstruos raros, ayudar a una viera a encontrar pareja, etc.


En conclusión, podemos afirmar que estamos ante una nueva obra maestra de Square Enix, pero una obra maestra a la que se podía haber sacado mucho más brillo. Muchísimo más.

Nota de Legend SK: 9

Etiquetas: ,

9 comentarios:

  • Muy de acuerdo contigo shock,la historia es muy lineal y no es que de muchos giros inesperados y cuando los da ni si quiera te das cuenta o ni si quiera le dan importancia,es una cosa muy rara.

    De Blogger khurro, A las 28 de marzo de 2007, 13:34  

  • A este no le habeis peusto puntuacion

    De Blogger Noire, A las 11 de agosto de 2007, 5:33  

  • Gracias a Kef voy a poder jugarlo :333 Axias cari por regalarmelo :K
    Así que a ver que tal está :3 Cuando me lo pase doy mi opinión u.u igual que hice con el VI sin espoilear XD

    De Blogger Noire, A las 28 de diciembre de 2007, 0:29  

  • Cuanto tardastéis en terminar la historia principal? Y luego con las misiones secundarias y eso?

    De Blogger Noire, A las 26 de abril de 2008, 13:42  

  • Yo tarde unas 60-70 horas en la historia principal jugando sin prisas y cogiendo todo y matando a todos los jefes opcionales, 150 y pico horas

    De Blogger Gran Rurouni, A las 26 de abril de 2008, 16:47  

  • Si haces TODO se te va tranquilamente hasta las 200 horas... xD

    De Blogger Shock, A las 26 de abril de 2008, 20:05  

  • Ah way way, es que yo llevo 40 y para mi que aun me queda bastante porque soy solo nivel 28 xD
    Por cierto, añado una cosa que Kefka no comentó en su día, a mi parecer los escenarios son ESPECTACULARES, tanto en detalles como en gráficos, a mi me encantan y alejo y acerco la cámara para contemplar cada uno de los escenarios, sobre todo cuando son de altura.

    De Blogger Noire, A las 26 de abril de 2008, 21:56  

  • Sí, la verdad es que Kefka no lo comentó, más que nada porque el análisis lo hice yo xDD

    Se nota que era el primero, es bastante resumido y se dejan muchas cosas en el tintero... Así que nada, cualquier cosa que queráis saber no dudéis en preguntar.

    De Blogger Shock, A las 26 de abril de 2008, 23:09  

  • xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
    IDA DE OLLA TOTALLL !!!!! XDDDD
    Es que como Kefka no comentó, oú xD

    De Blogger Noire, A las 26 de abril de 2008, 23:34  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal