Legend SK

martes, 22 de julio de 2008

Análisis: Crisis Core

Juego: Crisis Core: Final Fantasy VII.
Género: Action RPG.
Plataforma: PSP.

El cuarto juego de la “compilación Final Fantasy VII” llega a PSP en forma de Action RPG, cambiando radicalmente el estilo de los tres anteriores.

¿Y qué tal le ha sentado el cambio? Pues supongo que, como todo, es cuestión de gustos…


Zack Fair, el personaje más misterioso de Final Fantasy VII
Como imagino que todos sabréis (y si no dejar de leer porque esto es un grandísimo spoiler de FFVII), gran parte de la historia de Final Fantasy VII gira en torno a la relación de Cloud con la división SOLDADO de Shinra. Cloud nos cuenta su historia al poco de empezar el juego, y nosotros, obviamente, nos la creemos. Sin embargo, hay algunos cabos sueltos que no acaban de cuadrar en el pasado de Cloud, y aquí es donde entra en juego Zack.

La historia de FFVII es tan enrevesada que podemos perfectamente completar el juego sin saber quién es Zack, a pesar de ser uno de los personajes más importantes del juego. Prácticamente se podría decir que Zack es casi el protagonista de FFVII, pues Cloud, por unos motivos que se nos revelan durante el juego, ha asumido, sin saberlo, la personalidad de este.

Con todo esto lo que quiero decir es que me parece un gran acierto hacer, como es Crisis Core, una precuela del original, protagonizado, esta vez sí, por Zack Fair.
Y más aún si consiguen hacer un juego de este nivel.


La historia de Crisis Core
Como ya dije antes, Crisis Core es el cuarto juego basado en FFVII, pero es el segundo cronológicamente (por detrás de Before Crisis, el juego protagonizado por los Turcos).

El argumento que nos presenta, en un principio, nada tiene que ver con las continuaciones, a excepción de la parte final. Pero vayamos por partes.

Zack es un SOLDADO de 2ª clase, con una gran habilidad de combate. Su instructor es Angeal, veterano SOLDADO de 1ª clase que lleva una enorme espada a la espalda (¿Os suena de algo?).
El juego se inicia con una misión de ambos en Wutai, eliminando a las tropas anti-Shinra, pero no pasará mucho tiempo hasta que empiecen a liarse las cosas: Génesis, otro SOLDADO de 1ª clase (que, por cierto, solo hay tres), ha desaparecido en combate, y será nuestra misión dar con él y traerle de vuelta.

Esta será solo la primera de las muchísimas misiones que tendremos, ya que la historia se irá enrevesando cada vez más, pero bueno, ya lo descubriréis vosotros mismos.

Durante nuestras misiones no siempre iremos acompañados de Angeal, sino que la mayoría serán en solitario, e incluso en alguna nos acompañará el gran héroe de SOLDADO, Sefirot.
De todos modos, su presencia será testimonial, ya que en los combates nos enfrentaremos en solitario contra todos los enemigos (con unas excepciones: los ataques especiales, que comentaré luego).


Sistema de combate
Como ya dije antes, Crisis Core es un Action RPG, pero con algunas novedades bastante interesantes, como el uso de la OMD en los combates.

Lo primero de todo decir que los combates no son aleatorios, como he leído en muchos sitios, sino que tendrán lugar si pasamos por un determinado sitio. Si pasamos por esos sitios determinados, que normalmente se aprecian clarísimamente a simple vista, se iniciará el combate. Cuando acabemos, si salimos de esa pequeña zona y volvemos a entrar, se iniciará un nuevo combate.
Esto no supone nada más que ventajas, ya que podremos luchar todo lo que queramos, y si no queremos pues no tenemos nada más que rodear la zona en vez de pasar por el centro, y llegar hasta el final sin tener ni un solo combate.

Al pasar por esas zonas se nos avisará del comienzo del combate, y aparecerán uno o varios rivales. Como suele ocurrir en los juegos de este tipo, un botón servirá para atacar (Zack apunta automáticamente siempre a un enemigo, que obviamente podremos cambiar), otro para cubrirse, y otro para rodar y esquivar así los ataques enemigos.

Los combates son muy rápidos y requerirán que estemos continuamente en movimiento, atacando sin parar y rodando para esquivar las embestidas enemigas.

También podremos usar mágias, habilidades, objetos… todo esto equipándolo previamente, claro está.

Las mágias consumirán PM (Puntos de Magia), las habilidades PH (Puntos de Habilidad), y si nos dan golpes se nos restarán PV (Puntos de Vida). Lo normal, vaya.


La OMD
Si habéis visto alguna imagen de un combate del juego, os habréis fijado en una especie de ruleta que no deja de girar. Pues esto es la OMD.
Consiste en tres pequeñas ruletas que contendrán la imagen de varios personajes del juego, y que se detendrán cada cierto tiempo. Cuando las tres ruletas se paren, se comprobará los resultados, y, si las 3 imágenes son iguales, Zack usará un ataque especial.

Por ejemplo, si las 3 ruletas tienen la imagen de Angeal, Zack usará un ataque que ha aprendido de su maestro, mientras que si tiene las 3 imágenes de Tseng, serán los Turcos quienes nos echen una mano desde su helicóptero. Sencillo, ¿no?

Bueno, pues aún queda otro pequeño dato. Al pararse la ruleta, al lado de cada imagen aparecerá un número (del 1 al 7). Dependiendo de las distintas combinaciones de números que salgan, obtendremos distintos estados beneficiosos como invulnerabilidad, vigor, etc., y no solo eso, sino que también puede provocar que nuestras materias equipadas suban de nivel.
Por último, si los tres números son sietes, será Zack quien suba nivel.

Cuando haya la posibilidad de que se active un ataque especial (es decir, que hayan dos imágenes iguales y la tercera ruleta esté apunto de pararse), el juego se detendrá y la OMD pasará a ocupar toda la pantalla. Cuando esto ocurra, en ocasiones nos encontraremos con que la OMD cambiará y nos presentará imágenes de invocaciones, en lugar de las de personajes que hay normalmente. Cuando esto suceda, la OMD volverá a girar, y si tenemos la suerte de que las 3 imágenes son iguales, Zack hará una invocación.

Las posibilidades de que nos salga un ataque especial estarán indicadas con una pequeña barra que aparece junto a la OMD, y pueden aumentar con diversos factores. Su estado natural es Normal, pero puede llegar hasta a Supremo con el paso de los combates o con el ataque especial “Fortuna” de Zack.
Cada vez que nos salga un ataque especial, las posibilidades de que salga otro descenderán.


Equipando a Zack
A diferencia de otros FF, en Crisis Core el arma que llevemos no cambiará la potencia de nuestros ataques. Llevaremos varias a lo largo del juego, pero no podremos elegir cual en cada momento, sino que dependerá de la situación, llegando a pelear incluso con una sombrilla en la playa.

Lo que sí determinará la potencia de ataque de Zack, así como la vida, magia, etcétera, será el nivel de sus parámetros (fuerza, inteligencia…). Estos parámetros subirán al subir Zack de nivel, pero también podemos potenciarlos con materias o accesorios.

Al igual que los protagonistas de FFVII, Zack podrá llevar varias materias equipadas, que se dividirán en colores.
Están las típicas materias mágicas (electro, hielo, piro), con sus distintos niveles (piro+, piro++), además de materias de comando, de habilidad… La cantidad de materias disponibles es absolutamente impresionante, sobre todo teniendo en cuenta que son para un solo personaje. Encontraremos decenas y decenas de materias durante nuestra aventura, pero ahí no queda la cosa…

Y es que desde el menú podemos acceder al Sintetizador de Materia, con el que podremos combinar dos materias para obtener una nueva. Si juntamos dos materias iguales conseguiremos una de mayor potencia, mientras que si juntamos dos distintas podemos conseguir otra materia distinta que une propiedades de las dos originales.
Además, durante la síntesis podemos añadir también un objeto, que añadirá nuevas propiedades a la materia resultante.

Por último, pero no menos importante, tenemos los accesorios. Con ellos podemos subir la fuerza, vida, etc., además de, entre otras cosas, conseguir inmunidad contra estados alterados, como veneno, paro…


Apartado visual y sonoro
Cuando empecemos el juego y veamos la escena introductoria nos quedaremos con la boca abierta. ¿Cómo puede un juego tan pequeño (por el tamaño del UMD, me refiero) tener tanta calidad? Ya les gustaría a muchos juegos next-gen contar con vídeos como los de Crisis Core, la verdad.

Las invocaciones, que contarán también con gráficos idénticos a los de las escenas cinemáticas, son realmente alucinantes.

Las escenas ingame, aunque no tienen tanta calidad como los vídeos, son de lo mejorcito que hemos visto en PSP. Los escenarios están muy bien hechos y ofrecen mucha variedad, a excepción de algunas mazmorras, que no es que estén mal hechas, sino que son un poco repetitivas. Pero como no son muy largas pues no llegan a cansar.

Durante el juego encontraremos escenarios que aparecían en FFVII, pero, como es lógico, rediseñados para Crisis Core. Sin embargo, están hechos tan fielmente que los reconoceremos sin ninguna dificultad.

Crisis Core nos llega doblado al inglés, aunque, por suerte, subtitulado al castellano. Sobre el doblaje no se puede decir nada negativo, pues tiene muchísima calidad. Square Enix ha conseguido actores de doblaje que encajan perfectamente con la personalidad de cada personaje.

Ahora pasemos a hablar de la Banda Sonora… La música de Crisis Core hereda numerosos temas del FFVII original, todos ellos ligeramente modificados para darle un tono más acorde con el juego. De estos temas no hay mucho que decir, casi cualquier cosa que salga de la mejor BSO de la historia impresionará, aunque personalmente tengo que decir que prefiero las canciones originales. No sé si será porque tienen un aire más melódico y menos cargado, o simplemente por la costumbre de haberlas oído miles de veces, pero creo que las canciones de FFVII son más bonitas que las modificadas para Crisis Core.

También encontraremos un montón de temas nuevos, hechos exclusivamente para este juego y que no encontraremos en ningún otro de la saga FFVII. No están mal, pero la mayoría no tienen tanto nivel como los mencionados previamente. Sin embargo, hay algunos temas nuevos preciosos, que no solamente serán muy agradables de oír sino que conseguirán dar a Crisis Core una emotividad acorde con los sucesos del juego.


Misiones secundarias
Además de seguir la historia principal, y como buen Final Fantasy, en Crisis Core tendremos numerosas tareas secundarias que alargan la vida del juego. Y cuando digo alargar no me refiero a que de 20 horas pase a 22, sino a que de 20 horas que puede durar la historia principal podemos tirarnos jugando 60 con misiones secundarias…

Lo primero que encontramos es que, desde el menú, podemos acceder al apartado misiones. Al principio tendremos muy pocas disponibles, pero a medida que avancemos en el juego iremos desbloqueando otras pocas. Sin embargo, la mayoría se desbloquean investigando o completando otras misiones.
La cantidad de estas misiones es apabullante, tenemos para horas y horas y más horas solo haciendo estas misiones. Lo malo es que son repetitivas, pues casi todas se limitan a buscar a un enemigo y eliminarle.
Sin embargo hay algunas misiones que tienen su propia historia, otras en las que tendremos que luchar con hasta 1000 soldados enemigos, combatir a invocaciones y otros personajes del juego… lo suficiente como para darnos ganas de completarlas todas.

Por si esto fuera poco, en Crisis Core se nos dará libertad de movimiento por los suburbios de Midgar y alguna que otra localización, por lo que podremos aprovechar para investigar y encontrar otras misiones secundarias. Esta vez no se trata de luchar, sino de minijuegos, misiones de investigación…


Conclusiones
Es muy difícil añadir un juego nuevo con una nueva historia a uno ya existente, sobre todo si es de esa calidad. Sin embargo, con Crisis Core lo han conseguido. No solo es que la historia cuadra perfectamente con los hechos de FFVII, sino que la propia historia de Crisis Core es lo suficientemente atractiva por sí sola como para mantenernos interesados en ella durante todo el juego. Porque otra cosa no habrá, pero intriga sí, ya que no dejarán de suceder cosas (desapariciones, cambios de bando, ataques sorpresa…) durante todo el juego.

Crisis Core es, ante todo, un juego de emociones. Partimos con la base de que ya sabemos como acabará el juego, pues el final de Crisis Core es exactamente el principio de FFVII. Sin embargo, esto no será una pega, sino todo lo contrario.

Podemos vivir esos momentos que en FFVII solo pudimos ver en recuerdos, como la relación entre Zack y Aeris. Dos jóvenes tan despreocupados cuyo final ya conocemos, un final trágico que, sin embargo, permitirá a Cloud y compañía salvar a la humanidad. Pero, como diría el propio Zack, este es el precio de la libertad.

Nota de Legend SK: 8,75

Etiquetas: ,

4 comentarios:

  • Añadir a todo lo que has dicho que es un juego para los fans.
    Hay momentazos que para un no-fan pasarían desapercibidos, eso mola.

    De Blogger Kefka, A las 22 de julio de 2008, 15:32  

  • hombre yo no soy fan, pero el juego mola ke te cagas, a ver si encuentro una puta pagina en condiciones para desc.... KEFKA DEJAMELO YA OSTIAS ke me kedan 5 minutos de juego xD

    De Anonymous Acosta, A las 23 de julio de 2008, 14:04  

  • No me lo voy a leer, porque pienso pasarmelo, asi queeeee.
    siiiii me lo voy a pasarrr !!! pero antes me pasa alguien el link de un FFVII que funcione?? >_________________<

    De Anonymous Noire, A las 23 de julio de 2008, 15:43  

  • gracias x ls aclaraciones ^^ , la omd s un poco chunga d pillar al principio y aki sta to bien explicado. Gracies


    -pelusa radioactiva-

    De Anonymous Anónimo, A las 5 de agosto de 2008, 6:26  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal