Legend SK

lunes, 31 de agosto de 2009

Resident Evil, ¿en qué te has convertido?

Queridos lectores, os voy a contar una historia. La historia de una saga muy famosa llamada Resident Evil. Esta saga se convirtió en el estandarte de un género llamado Survival Horror allá por los años 90.

Un género en el que lo más característico era transmitir miedo. Y sobrevivir, claro, de ahí el nombre.

Pero sobre todo (digan lo que digan) transmitir miedo. Generalmente este miedo se transmitía por la vía más fácil posible: sobresaltos y sustos facilones. Y no lo digo de forma despectiva lo de facilones, creedme. Dead Space está plagado de estos sustos y que me aspen si no se me pone el puto corazón a 100 jugando.

Resident Evil lo hacía bien, muy bien. Pero vino una saga llamada Silent Hill que cogió las reglas de este género, las moldeó a su antojo y se sacó de la manga un subgénero llamdo terror psicológico.

No quiero hablar de lo enormemente superior que es Silent Hill (en todos los aspectos) a Resident Evil. Sino más bien del cambio que supuso para "el rey" la aparición de dicha saga.

Cuando se hablaba de un juego de miedo ya no se hablaba de Resident Evil, como se hacía antes. Ya se hablaba de Silent Hill, y con razón. Eso dolió mucho, por lo visto, y la saga Resident Evil empezó a dar palos de ciego con algunas entregas hasta que consiguió la solución para competir con su pesadilla: cambiar de género.

Resident Evil 4 fue la prueba de ello, un juego puramente de acción. No os voy a negar que me gustó, y que el propio juego supuso un antes y un después en la jugabilidad de los Survival Horror (vale, y demás géneros también). Pero amigos, las consecuencias de hacer un juego así fueron muy grandes.

A los fans de la saga este cambio les sentó como una patada en todo el asunto. Pero para Capcom supuso abrirle las puertas a un montón de jugadores nuevos, pues todos sabemos que el género Survival Horror abarca un público muy específico. Al cambiar de género inevitablemente un mayor número de jugadores llegó a esta saga. Y el din din caja empezó a sonar.

Todo esto viene porque esta misma tarde me he pasado con Shock en modo cooperativo Resident Evil 5. Y madre mía, no paro de preguntarmelo: ¿en qué te has convertido?. En Resident Evil 4, al menos, intentaron disimular un poco el cambio de chaqueta metiendo alguna fase de miedo (el puto laboratorio del final...). Pero en este ya es que ni se han molestado en hacer honor al género que llevó a esta saga a la gloria en sus comienzos.

Ya no solo por hacer un juego de acción pura y dura, heredando un control que en su tiempo fue bueno pero que a día de hoy tiene muchas carencias, por no decir directamente que es una mierda. Sino por hacer un juego orientado exclusivamente al modo cooperativo. ¿En qué estabas pensando, Capcom?.

Me da una tristeza tremenda recordar las tensas persecuciones de Nemesis en RE3, o la asfixiante mansión de RE1, y luego ver el aburrido mata-mata en lo que se ha convertido esta saga. Y sobre todo RE5, con el absurdo experimento de hacerlo en cooperativo.

Y no, no soy fan de esta saga, y me lo he pasado muy bien jugando (pronto análisis de Shock, creo), pero hay algunas cosas que no soporto, y lo que ha hecho Capcom con esta saga es una de ellas.

Etiquetas: , ,

2 comentarios:

  • Lo que yo me suponia, nada que ver con los RE del principio... Con lo bien que me lo pasaba jugando a los primeros RE con las luces apagadas de noche...
    No lo comparo con el SH, porque no he jugado a esta saga lo suficiente como para comparar...
    Algún día re-jugaré estos clásicos, e intentaré ponerme en serio con el SH para comparar...

    De Blogger Noire, A las 1 de septiembre de 2009, 0:27  

  • Creo que piensas igual que yo, que no estoy seguro de si me lo he pasado bien por el juego en sí o por jugar con alguien en cooperativo xD

    Jugaré unos ratos más al modo de un jugador antes de hacer el análisis, que lo haré, aunque ya hayas comentado tú algunas impresiones al respecto

    De Blogger Shock, A las 1 de septiembre de 2009, 9:50  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal