Legend SK

domingo, 6 de septiembre de 2009

Análisis: Viking: Battle for Asgard

Juego: Viking: Battle for Asgard.
Género: Acción y Aventuras.
Plataformas: PS3, Xbox 360.
(Analizamos la versión de PS3)

- “Ciudad de Midgar, todo comienza cuando un chico rubio subido en un tren…”
- “Errr, no tío, que esto no es Final Fantasy, nos encontramos en una ciudad nórdica con miles de vikingos y ordas de viles monstruos”
- “Ah coño, pues entonces haz tu el review”

Entorno al lanzamiento:

Primavera del 2008, Sega decide dar a luz un juego en tercera persona: Viking, Battle for Asgard. Por esta época, los juegos en tercera persona donde el protagonista incluye una espada han adquirido la misma personalidad uno tras otro: Devil May Cry.
Lejos de tratarse de una mera copia con mejoras gráficas y un variable entorno, The Creative Assembly nos plantea una serie de misiones dentro del juego que sin duda, hacen de “Viking, Battle for Asgard” un juego diferente, que no único.

¿De qué va ésto?

Nos sumergiremos en el reino de Midgard, con la diosa Hel descargando sobre nuestro pueblo vikingo inmensas legiones de monstruos que dejarán nuestra isla y las del resto de Midgard, bajo su total dominio. Es aquí donde aparece el papel de nuestro protagonista, Skarin, un vikingo más hinchado que Ronnie Coleman, que con la compañía de un hacha, su espada y la ayuda y consejos de la diosa Freya, pretende liberar a su pueblo de un destino esclavizado.

Bien, una vez claro el guión sobre el que girará la trama me gustaría resaltar ALGO INTERESANTE: el juego se basa en su mayoría en la cultura nórdica y vikinga, por lo que contaremos con numerosos guiños y leyendas, que de saber algo sobre dicha cultura, enriquecerán y nos harán más amenas las partidas. Quede claro que no hay que ser un experto entendido en leyendas nórdicas para poder jugar el juego, pero seguramente, sí te guste más, pues numerosos nombres te resultarán familiares de historias que hayas podido leer. Conste en acta que yo de vikingos sé poco más que Asterix y Obelix siempre les hundían los barcos, así que puede ser que se haya notado en la efusividad con la que he relatado el argumento de la historia.

Gráficos:

Las mejoras gráficas respecto a la anterior generación, son bastante notables. El entorno abierto por el que nos moveremos con el protagonista está lleno de paisajes bellos y con una gran frondosidad de por medio. Hay detalles poco cuidados, como la mayoría de cuevas rocosas que nos encontremos en el juego, que dan una sensación bastante acartonada de ellas.

Son gráficos pasables, pero ni mucho menos una maravilla, viendo el rendimiento que han dado otros juegos.

Ahora bien, la sensación de ver como salpica la sangre tras reventar literalmente a un siervo de Hel es sencillamente genial..horas me he tirado descuartizando brazos y cabezas enemigas.
El punto flaco a destacar son las escenas, que o bien tienen un estilo de cómic estático que no me acabaron de convencer (más que nada porque el principio y final del juego te lo cuentan así y me pareció el aspecto más mal hecho del juego) o bien, utiliza los propios gráficos del juego, sin ninguna mejora.

Sonido:

Un buen apartado, para que engañarnos. La traducción ha sido totalmente al castellano, lo cual incluye las voces, y eso quieras o no, siempre es de agradecer, más aún cuando se les da una buena entonación, como es el caso.

Principalmente y durante la exploración, no encontraremos música de fondo que acompañe nuestro épico viaje, si no más bien la propia naturaleza: se escuchan desde pájaros, hasta nuestras pisadas cercanas de la playa, por ello el ambiente transmitido es el de estar en el propio entorno. Quizás si se echa en falta de vez en cuando alguna canción típica de Devil May Cry que nos permita esa emoción y descarga de adrenalina cada vez que machacamos el botón, pero no.

Aquí el apartado sonoro dedicado a las batallas, vendrá cuando nos encontremos con las batallas más duras de cada isla, donde no lucharemos solos: iremos acompañados de legiones más o menos grandes de vikingos que habremos ayudado en el desarrollo de la historia (cuando digo más o menos, el mínimo de personajes que te ayudan pueden rondar los 30 y el máximo perfectamente más de 300). La música muy apropiada en este tipo de batallas, una gran orquesta se alza por detrás del telón mientras derribamos al ejército de Hel.

El SFX de cada vez que destripemos a un enemigo, es simplemente genial.


Destripando el sistema de juego:

Nos encontramos con un tío que lleva un hacha y una espada, por lo tanto, creo que es lógico el sistema de juego que vamos a emplear: macha-botones y macahaca-enemigos (Devil May Cry, God of War y similares). Ahora bien, lejos de ser tan sencillo como presionar X repetidas veces para atacar y exterminar los rivales, nuestro protagonista tendrá que ir más allá de ello si pretende sobrevivir en el juego, me explico: habrá batallas contra diferentes tipos de enemigos, por lo que simples espadazos no serán el medio más sencillo de desacernos de ellos. Habrá que plantear diferentes estrategias, que se basarán principalmente en tres cosas:

- Combos: Los combos podremos adquirilos a través de la Arena de Combate, una por cada isla. Se nos permitirá comprar movimientos más potentes y devastadores, a la vez que podremos subirlos de nivel y mejorarlos. Los ataques servirán para hacernos más fácil la estrategia a seguir entre diferentes enemigos. Ejemplo: Si aparece un enemigo con escudo, primero atacaré de forma que pueda reventar el escudo cuanto antes para ya atizarle al monstruo; mientras enemigos sin escudo podré ir directo a saludar su estómago con el filo de mi espada. Son bastante necesarios para avanzar en el juego.

- Poderes elementales: Los Power Up. Hay que comprarlos y subirlos de nivel para hacerlos más o menos potentes, a través de el maná que nos de el derrotar los enemigos, podremos invocar uno de los tres poderes que se nos ofrece: Hielo (congelaremos a los enemigos y podremos hacerlos cubitos de hielo para un cubata), Fuego (los quemaremos y debilitaremos poco a poco), Electricidad (torrarlos por dentro). El poder se acaba cuando se acaba el maná. Son muy efectivos y bastante útiles cuando estas en apuros.

- Combinación de botones: A lo God of War. Cuando estás a punto de cargarte un monstruo especial, en este juego también debermos combinar correctamente entre los diferentes botones de dirección y acción del mando. (Así como para abrir cofres y puertas debermos pulsar repetidamente círculo)

Como podéis comprobrar, es un juego que de armas no tiene demasida variación (hacha y espada para toda la partida) pero si que nos encontraremos con otros elementos que hagan menos monótona la partida. Interesante comentario que se me olvidaba: el nivel de dificultad es bueno. Ten claro que si te aparecen 10 enemigos de golpe, vas a estar muy jodido, y a no ser que te plantees una buena estrategia y te los cargues poco a poco sin llamar la atención (uno a uno), habrán cosas que te serán imposibles hacer queriendo matar a todos los enemigos de golpe.

Y tras esta “breve” introducción, paso a explicaros porque no lo podemos incluir en el mismo saco que al estereotipo de Beat Em Up: el juego mezcla este género, con el de Aventuras y Exploración, pues para avanzar en el juego, tendremos que sortear diferentes tipos de misiones, entre ellas, las más importantes:

- Liberar poblados: Para avanzar en la aventura, necesitamos liberar poblados y territorios infestados por el ejército de Hel, con la finalidad de que los vikingos que liberemos, puedan ayudarnos más tarde, en las grandes batallas.

- Exploración de runas: Debemos buscar por los lugares donde nos indica el mapa , unas runas escondidas que nos permitirán invocar a un dragón (o dos o tres dependiendo de lo avanzado que llevemos el juego) que será imprescindible en las últimas batallas de cada isla.

- Infiltración y sigilo: Este sin lugar a dudas, es uno de los aspectos que más me ha gustado del juego. El hecho de tener que infiltrate en las fortalezas que guardan miles de monstruos bajo el dominio de Hel será una tarea ardua y complicada. Deberemos intentar que nos vean el mínimo de enemigos posibles, pues si somos avistados y percibidos por la fortaleza, será imposible acabar la misión.

- Vikingos vs Siervos de Hel: Increible, así debe empezar la descripción de este punto. Se trata de una batalla entre centenares de personajes por la pantalla, donde tendrás que abrirte camino entre aliados y enemigos (que obviamente pueden golpearte y tú podrás golpear) para llegar a los enemigos que de verdad importa: los chamanes que regeneran las ordas de monstruos. Sin exageraros, puedes llegar a ver a 500 personajes en menos de un minuto. Iba a comentar que en Ps3 estas batallas iban a cámara lenta (vamos, excusa para no decir que se ralentiza el juego), pero con una actualización del juego, el ritmo de combate es a tiempo real. En estas batallas tendremos a nuestro lado unos dragones, que aunque impresione a primera vista, que no os deje engañar: solo podrás utilizarlo, si derrotas a ciertos enemigos en el campo de batalla, ello te permitirá atacar un turno con el dragón, que arrasa todo lo que pilla.

- Pega sobre este sistema de misiones: NO HAY UNA PUTA MISIÓN SECUNDARIA, así de claro, es lo único que le falla a este aspecto. Por lo tanto una vez te pasas el juego, no te queda nada por ver, pues todo lo que tienes que hacer es obligatorio. Lo único secundario que hay es encontrar tesoros y cofres (vamos, dinero para comprar) y encontrarte con algunos monstruos que tengan atados a 3 vikingos a un palo (suena mal, lo sé).

Duración: El juego puede acabarse perfectamente en una semana, con una media de 2-3 horas por día como mucho..así que si las cuentas no me salen mal, entre 15-20 horas el juego se acaba y hay poco más que ver, ya que no es demasiado re-jugabe debido a que es muy directo y con una variación rejugable muy escasa.

Conclusión:

Juego bastante entretenido que te hará pasar unos momentos buenos con las liberaciones de poblados, épicos con las batallas más enormes y a veces incluso extresante con las misiones de sigilo si no se te dan bien. Es una mezcla de Devil May Cry, God of War y un buen juego de aventuras que se precie. Ahora bien, una vez lo acabes, no hay nada más allá de lo visto.

Sobretodo me quedo con una muy importante: Sega está dando un gran rendimiento con juegazos en las consolas de última generación.


Nota de Legend SK: 7,75

Etiquetas: , ,

6 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal