Legend SK

lunes, 9 de junio de 2008

Silent Hill: La revolución de un género

Voy a hablar un poco sobre esta saga. En especial sobre Silent Hill 2, aunque para ello antes tengo que hacer un poco de historia. Por cierto, obligatorio leer esto oyendo la música que os pongo aquí abajo:



Todo ocurrió en 1999, en pleno apogeo de la saga más famosa de survival horror que existe. Evidentemente hablo de Resident Evil, que si no me equivoco lanzaba su tercera parte por esas fechas.

Silent Hill pretendía hacerle la competencia a Resident Evil, algo que parecía bastante difícil de conseguir, pero no solo lo consiguió con creces sino que, bajo mi punto de vista, obligó a este a cambiar de género para volver a destacar. Pero lo más curioso de todo esto es que Silent Hill no era un survival horror, por mucho que lo califiquen como tal. Silent Hill inventaba un nuevo género sobre los cimientos de uno ya existente, el género llamado terror psicológico.

¿En qué consistía este nuevo género? Silent Hill transmitía a los jugadores una nueva experiencia nunca antes vivida. Conseguía asustar a un jugador sin sobresaltos. Conseguía que el jugador se sintiera frustrado, incómodo frente a la pantalla, que por momentos perdiera la cordura. En definitiva Silent Hill transmitía al jugador la auténtica pesadilla que estaba sufriendo el protagonista del juego, Harry Mason.

En algún lugar leí que Silent Hill es un simulador de pesadilla, y cuanta razón hay en esas palabras. Esas pesadillas que hacen que te despiertes en mitad de la noche, sudando, en ese segundo que no sabes dónde estás ni por qué te ha pasado eso. Quizá ese segundo sea la experiencia "real" que más se asemeja a jugar a Silent Hill.


La historia de este juego se centraba en una ciudad, posiblemente la ciudad más compleja (argumentalmente hablando) de la historia de los videojuegos. Teníamos que adentrarnos en ella en busca de nuestra hija, que se había "perdido" allí, a medida que avanzabamos iríamos descubriendo todos los secretos y misterios que aquella ciudad fantasma escondía. Desde el primer segundo hasta el último estaríamos sometidos a una montaña rusa de emociones, emociones que de seguro más de uno no podrían soportar. Muchos otros disfrutamos pasándolo "mal" en un videojuego. De ahí a que esta saga, a pesar de contar con muchísimos fans, nunca llegara (ni llegará) a tener los seguidores de Resident Evil, ya que su objetivo de jugador es muy específico.

Después de hacer una primera obra maestra, muchos esperaban (aunque también con cierto temor) que lanzaran una nueva entrega. Es difícil que cuando se hace un gran juego, su segunda parte consiga ser igual de buena que la primera, y mucho menos superarla, muy pocas franquicias han conseguido esto. Pero Silent Hill 2 lo consiguió, y tanto que lo consiguió. A día de hoy Silent Hill 2 es considerado por muchos como uno de los mejores juegos del catálogo de PlayStation 2, y, por consiguiente, uno de los mejores videojuegos de la historia.

Silent Hill 2: La perfección del género.



¿En qué se basaba la grandeza de Silent Hill 2? En hacer vivir al jugador una experiencia terriblemente dramática y compleja, llena de simbolismos sobre la culpa, el perdón y el odio. El terror era aún más fuerte que en su primera entrega, mucho más silencioso, mucho más psicológico. La composición musical del maestro Akira Yamaoka alcanzaba unos límites de perfeccionismo verdaderamente surrealistas, conseguía involucrar al jugador en todas y cada una de las escenas. Todo lo que ibas viendo, todo lo que ibas viviendo, absolutamente todo tenía su sentido en la historia y en el complejo y amplio mundo de Silent Hill.



En mis sueños más inquietos veo esa ciudad. Silent Hill. Prometiste volver a llevarme allí algún día. Pero nunca lo hiciste. Y ahora estoy allí sola... En nuestro "lugar especial"... Esperándote...

James Sunderland recibe una carta de su difunta esposa diciéndole que lo está esperando en Silent Hill. Su esposa Mary murió hace años de una terrible enfermedad degenerativa, por lo que ni él mismo se creía que estuviera en aquel lugar buscándola. Por momentos se plantea la posibilidad de haberse vuelto completamente loco. Lo cierto es que ni él ni tú, el que juega, sabrá qué es lo que verdaderamente ocurre. En este Silent Hill, a diferencia de su primera entrega, los personajes son el elemento principal del juego, y no la ciudad, aunque por supuesto esta tenga su obvia importancia. El juego se centra en contar de forma habilidosa y tramposa la historia de todos los personajes que aparecen, aunque todo se centre en la del protagonista. Cada personaje cuenta con una profunidad argumental que ya quisieran tener el 90% de juegos que hay en el mercado. Sí, ya se que hay pocos personajes, pero creo que no hace falta recordar el dicho de calidad > cantidad.


La historia, como podéis comprobar, se plantea totalmente surrealista, pero tremendamente interesante. Poco a poco, con cuentagotas, se nos irán desvelando detalles de lo que está ocurriendo. Detalles que se plantean muy confusos y aparentemente sin sentido. Pero todo forma parte del plan, en Silent Hill 2 nada es casual.

Todos esos detalles te conducirán a uno de los finales más impresionantes que se han creado jamás para un videojuego. Uno de esos finales que te quedas sin aliento, con cara de idiota, en el que por fín te cuadran todas aquellas pistas que Silent Hill te ofrecía durante tu aventura. Un final que no deja indiferente a nadie y que, si llegas a él sin que antes te lo hayan destripado, te enamorará. La historia es tan compleja y permeable que cada jugador entenderá una cosa distinta dependiendo de las acciones que haya realizado, ya que además del final real, hay otros alternativos que, tu encuentro con él, dependerá de decisiones morales que hayas tomado durante la aventura.

Es MUY DIFÍCIL contar la auténtica grandeza de Silent Hill 2 sin spoilearos. Y como no quiero joder la experiencia de este juego a nadie, los demás os tendréis que conformar con lo que os estoy contando.

Nunca me cansaré de decirlo, Silent Hill 2 es un videojuego redondo en todos sus sentidos. Realmente la expresión obra de arte u obra maestra se le queda muy corto a este juego. Silent Hill 2, lejos de ser un videojuego, es una experiencia única que la vida te ofrece.

Etiquetas: , ,

5 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal