Legend SK

viernes, 18 de enero de 2008

Análisis: Heavenly Sword

Juego: Heavenly Sword.
Género: Acción.
Plataforma: PlayStation 3.

Heavenly Sword ha sido sin duda uno de los juegos más esperados (si no el que más) por los usuarios de PlayStation 3 en el ya pasado año 2007. Fue el primer gran juego de la nueva consola de Sony, acompañando a Motorstorm y Resistance en sus primeros meses de vida. En cambio, la falta de publicidad positiva por parte de los medios hacia los otros dos juegos mencionados hizo parecer que Heavenly Sword era el único juego interesante para esta plataforma hasta el momento…


La Espada Celestial
Heavenly Sword cuenta la historia de Nariko, una joven perteneciente a un clan guerrero e hija de Shen, líder de este clan. Ha sido entrenada asiduamente en el arte de la guerra, convirtiéndose de esta manera en la mejor luchadora del clan. Sin embargo, la vida de Nariko no es tan fácil como pueda parecer, pues es marginada por sus compañeros. ¿El motivo? Una antigua profecía que afirmaba que el hijo varón de su líder llevaría a su pueblo a la salvación. Sin embargo, cuando descubrieron que Shen no iba a tener un hijo varón, y, en cambio, nació Nariko, la consideraron culpable de traerles la destrucción.

Solo hay una persona que mantiene buena relación con Nariko. Se trata de Kai, una joven huérfana a la que Nariko rescató de ser asesinada por el ejército de Bohan. Kai también posee una gran habilidad de combate, por lo que, haciendo uso de su agilidad y su enorme ballesta, puede acabar con casi cualquier enemigo sin despeinarse.
Pero de esto hablaremos después, ahora continuemos con la historia.

El clan de Nariko está siendo arrasado por el poderoso rey Bohan, con el único propósito de hacerse con la Espada Celestial, para así poder dominar a todos los pueblos guerreros bajo su único mandato.
El ejército de Bohan es demasiado numeroso como para que un diezmado clan les haga frente, por lo que Nariko decide hacer uso de la Espada Celestial para luchar contra ellos. A cambio de poder usarla, esta espada consumirá lentamente la vida de su portador hasta acabar completamente con ella, pero la desesperación de ver a su clan tan próximo a la destrucción lleva a nuestra heroína a sacrificarse por ellos.
Aquí es donde comienza nuestra aventura.


La verdadera protagonista
Aunque durante la mayor parte del juego manejemos a Nariko, no hay ninguna duda de que la verdadera protagonista del juego, como el título del juego indica, es la propia espada. Gracias a ella Nariko podrá derrotar a cientos de enemigos en combates de, a priori, mucha desigualdad. Podremos empuñar la espada de tres modos distintos:
- Modo Velocidad: El modo “normal”, en el que Nariko dividirá la espada en dos para asestar golpes mucho más rápidos a los oponentes. Nuestros rivales suelen usar este modo, por lo que será el que más usemos.
- Modo Fuerza: Pulsando R1 Nariko cogerá la espada entera y la usará para destruir a enemigos que porten escudos o armaduras. Aunque atacaremos mucho más lento, nuestros ataques serán más poderosos.
- Modo Distancia: La espada tomará la forma de varias cadenas, las cuales podremos usar para atacar a enemigos un poco alejados, así como para desviar flechas lanzadas por arqueros enemigos. Mediante este modo, también podremos agarrar a los rivales para iniciar combos.

Además, disponemos de ataques especiales que, mediante una corta escena de vídeo, nos permitirá acabar con uno o varios enemigos de forma espectacular.

Todos estos modos de lucha, sumados al enorme número de enemigos en pantalla, dotan a los combates de Heavenly Sword de una espectacularidad muy superior a lo visto en God of War, juego con el que habitualmente es comparado. Por cierto, ya que hablamos del God of War: me gustaría informar a toda esa gente que califica a Heavenly Sword de plagio del mencionado juego de PlayStation 2, de que el desarrollo de este juego comenzó antes que el de God of War…


Heavenly Sixaxis
Mientras esperamos a poder probar el polémico Lair, podemos afirmar que Heavenly Sword hace, junto a Folklore, el mejor uso que se le puede dar al Sixaxis.
Con ayuda de nuestros movimientos podremos dirigir todos los objetos que lancemos a los enemigos para apuntarles con mayor precisión. Y no serán pocos estos objetos, pues podemos coger todo lo que veamos por el suelo, desde pequeñas frutas y sandías hasta los cadáveres de nuestros desdichados enemigos, pasando por cajas, sillas, espadas, lanzas, martillos, escudos… Manteniendo pulsado el botón de lanzar el objeto entraremos en un modo de visión cercano al objeto que estemos arrojando, y moviendo el sixaxis podremos modificar ligeramente su trayectoria. Esta cámara transmite una sensación de velocidad muy bien lograda, que hará que no nos cansemos nunca de disparar. Eso sí, requiere un par de minutos de adaptación para aprender a manejarlo correctamente.

Sin duda lo mejor de esta novedad introducida por Heavenly Sword llega a su máximo esplendor en las fases en que manejemos a Kai. Nuestros enemigos usualmente estarán alejados de nuestra posición, por lo que deberemos atravesar con nuestras flechas pequeños recorridos hasta llegar a ellos, pudiendo hacer que las flechas pasen junto a antorchas para prenderlas fuego y así eliminarlos más fácilmente. Por ejemplo, si hacemos que una flecha llameante impacte sobre un barril de fuegos artificiales que se encuentre próximo a un enemigo… imaginaos lo que puede pasar.

También requiere especial atención las fases en que usemos un cañón, enfrentándonos con este a todo un ejército, y viendo como vuelan los enemigos tras recibir uno de nuestros impactos de bala. No os contaré nada más por no estropearos la historia, pero realmente es una experiencia alucinante.


Un ambiente épico
El mundo de Heavenly Sword está basado en la época medieval de China, como podremos apreciar en los paisajes y aspecto de los personajes. Nariko, sin ir más lejos, tiene rasgos orientales. Los paisajes están llenos de vegetación, y algunos son realmente preciosos. Pulsando L2 y R2 podremos cambiar el ángulo de visión de Nariko, llegando a poder ver unos fondos enormes (aunque nosotros solo podremos seguir un camino).

Los moldeados de los enemigos no son para tirar cohetes, básicamente porque son casi todos iguales, pero los personajes principales merecen mención aparte. El mejor ejemplo es Nariko, que goza de un realismo superior a casi cualquier juego que podáis ver ahora mismo. Tiene un nivel de expresión que rivaliza con Nathan Drake, y podremos disfrutar de unos primeros planos cuya calidad incluso superan a los del explorador antes mencionado. Si a esto le sumas que Heavenly Sword tiene el mejor doblaje al castellano de la historia de los videojuegos, nos quedan unos personajes casi totalmente realistas.

La música no se queda atrás. Sin llegar a ser nada especial, ayuda sobremanera a meternos en el juego, dándole unos tintes épicos muy bien logrados.


Y ahora viene lo malo…
Todos los que hayáis completado Heavenly Sword sabréis de lo que voy a hablar. Exacto, la duración. Yo no suelo contar el tiempo que tardo en completar un juego, pero estoy seguro de que Heavenly Sword se puede completar tranquilamente en algo más de 7 horas.

Esto tiene sus puntos positivos y negativos.
Como punto positivo destacar que así se evita que el juego sea repetitivo, y le dota de una intensidad mucho mayor que si durara el doble teniendo el mismo contenido. A veces por forzar a un juego a tener mucha duración pasan cosas como esta…
En cambio, como punto negativo está el precio. Si quieren que un juego dure tan poco, que también se vea reducido el precio, ¿no? ¿Es justo pagar 70€ por algo más de 5 horas de juego? Obviamente eso depende de cada persona…

Tenemos muchos otros precedentes de juegos cortos muy buenos: Metal Gear Solid, Resident Evil, Silent Hill, Call of Duty, Manhunt… Sin embargo, estos juegos suelen ser de aventura, por lo que si nos los pasamos tranquilamente pueden durarnos bastante más. Otros, como el Call of Duty, tienen modo multijugador que palia la escasa duración del modo offline. Pero bueno, nos queda claro que no se debe juzgar a un juego por su duración hasta haberlo probado.


Conclusiones
Estamos ante uno de los mejores juegos del 2007, con una historia que nos enganchará de principio a fin, una jugabilidad muy variada pese a ser un juego de acción puro y duro, con unos gráficos preciosos y música más que correcta.
No sé si este juego transmitiría las mismas sensaciones sin el maravilloso doblaje que nos ofrece, pero el caso es que es prácticamente perfecto. Por poneros un ejemplo, el encargado de doblar al rey Bohan no es otro que Ricardo Solans, al que conoceréis por ser el doblador de los personajes interpretados por Robert de Niro. Sí, el del “abogaaadooo”.

También cabe destacar el carisma de los personajes, sobre todo si hablamos de Nariko y Kai. Ambas son dos protagonistas muy poco usuales, alejadas del estereotipo de heroína que estamos acostumbrados a ver (aunque no haya muchas). Sinceramente, apostaría por Kai como uno de los personajes favoritos de los videojuegos para todos aquellos que hayan jugado a Heavenly Sword.

La escasa duración y los pocos extras que tiene son su peor baza. No tenemos modo multijugador ni otros tipos de juego que puedan alargar su vida, por lo que será un juego que, en general, nos durará muy poco.

Si no queréis pagar 70€ por un juego de tan poca duración, al menos deberíais alquilarlo. Eso como mínimo, pues es un juego que todos deberíais completar.

Nota de Legend SK: 8

Etiquetas: ,

5 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal