Legend SK

jueves, 4 de febrero de 2010

7 horas jugando a Gothic

Hace un tiempo tuve una conversación con mi compañero Peka en el que le contaba lo aburrido que estaba de los RPG occidentales. Que todos me parecen clones unos de otros. Y es que eso es algo que nadie, por muy fanático del género que sea, puede negar.

Este me dijo que probara Gothic, que es uno de los mejores RPG que se han creado. Después de mucho insistir, accedí a jugar. Aunque no os voy a engañar, iba con unas ideas muy claras de lo que me iba a encontrar.

Yo siempre he sido consolero, y excepto pequeñas excepciones como Diablo II, prácticamente ningún juego de rol en PC me ha enganchado. Esto ha hecho que con el tiempo esté bastante verde en materia de RPG's de este estilo, pero por contra lleve bastante camino recorrido en JRPG's.

Como decía, antes de instalar Gothic ya tenía más o menos unas ideas de lo que me iba a encontrar... y no me equivoqué en absoluto. He durado 7 horas jugando.

Para quien no sepa de qué va, en Gothic empiezas siendo un don nadie al que han enviado a una isla-prisión en la que gracias a una barrera mágica, nadie de los que entra puede salir. Es el lugar idóneo donde mandar a todos los delincuentes (qué buena idea sería aplicar eso a la realidad...). Antes de entrar te dan una carta super importante que debes entregar al "Gran Mago".

Esto es lo que se sabe nada más empezar el juego, ¿sabéis qué más pasa en las 7 horas siguientes? Nada. Cero. Nothing. Null. Uno de los mejores RPG de la historia, en 7 horas de juego, tiene una trama que cabe es un post-it. Pero no es algo que criticar, en realidad, ya que casi todos los RPG de este tipo suelen tener una historia de mierda. Lo importante de estos juegos es la libertad (oh, esa mágica palabra) y la poca linealidad (oh, más mágica palabra todavía) a la que se ve sometido el jugador.


Pues bien, ¿Queréis saber lo que he estado haciendo en 7 horas de no-linealidad y fantástica libertad de juego?. Darle botellas de agua a campesinos, ser el recadero de tres peces gordos de los campamentos, capturar ratas para dárselas a un cocinero, pelearme con 3 matones porque no he querido darle parte de mi dinero, venderle hiervas a unos bandidos de parte de un monje, robarle la llave del almacén a un guardia de la mina... y como bonus: cargando la partida una y otra vez porque el protagonista se mata si cae de una altura de 1 metro y darle espadazos al aire por culpa del penoso sistema de combates.

En 7 horas no he hecho otra cosa que hacer de recadero e intentar habituarme a un sistema de control prehistórico. Sí, un mundo vivo en el que cada persona tiene su vida. Que si se hace de noche todos se van a la cama y si amanece todos salen fuera (OMGF!!). Pero, ¿y qué más?.

¿Hacer de recaderos es lo que tanto gusta a los anti-JRPG's? Todavía no asimilo qué sentido tiene que tus acciones "tengan consecuencias", y que puedas elegir qué hacer y cómo hacerlo si el desarrollo de la historia es tan complejo como amarrarse los cordones de unas chanclas.


No dudo que en las siguientes horas la trama se desarrolle y deje de ser un juego tan pesado y repetitivo. Pero si hay que esperar 7 horas (como mínimo) para que en la trama simplemente PASE ALGO (lo que sea, me conformo con poco), pues apaga y vámonos. Yo desde luego no estoy dispuesto a pasar por eso.

Que sí, que ya sé que el género es así (¿eh, Peka?). Sólo digo que es un tostón de género. Y punto.

PD: Y esperad que no me ponga en serio con el Planescape (mi primer intento de jugar duró 30 minutos).

Etiquetas: , ,

3 comentarios:

  • Bueno, no te dije que que Gothic fuera el mejor RPG creado y ni mucho menos es el que más libertad ofrece.

    En cuanto a opciones de personalización y demás está bastante limitado.

    Pero a mí este juego, a pesar de un montón de fallos y bugs, tiene algo que me encanta y no sabría decirte qué es.

    De Blogger Peka, A las 4 de febrero de 2010, 15:43  

  • ¿Un RPG con libertad en el que nos dedicamos a hacer de recaderos continuamente? Anda ya!

    De Blogger Shock, A las 4 de febrero de 2010, 15:51  

  • Alguna que otra vez lo he visto en el Urende, y he estado a punto de caer en la tentación. Ya sé que no debo caer...

    De Blogger Noire, A las 4 de febrero de 2010, 17:23  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal