Legend SK

domingo, 23 de agosto de 2009

[GC 09] Final fantasy XIV, impresiones

Square Enix han sido los más cabrones de la Gamescom, al menos en lo que se refiere a presentar su juego estrella. Primero porque para jugar a FFXIV tenías que coger número como en las carnicerías y luego porque aun teniendo cita para jugar, los rácanos solo mostraban el juego cada X horas, y siempre con la supervisión de ellos.

La razón de esto es bien fácil: el juego está MUY verde. Desde luego para mostrar lo que han mostrado, podían haberse ahorrado traérselo a Alemania….

Después de aguantar una presentación de 20 eternos minutos en alemán por fin pudimos sentarnos delante del PC y probar el juego que nos quitará la poca vida social que nos queda en 2010.

Solo disponíamos de 15 minutos de juego, así que no pudimos profundizar mucho. El chico que nos explicaba lo que teníamos que hacer nos dijo que teníamos activa una quest que consistía simplemente en ir de un punto A a un punto B.

…Y eso hice, caminar, caminar y más caminar… porque enemigos me encontré pocos. El escenario era una especie de ladera montañosa, lleno de verde. Cuando estás parado pues es bonito y tal, es más, tratandose de un MMORPG diría que es muy bueno. Pero el problema llega cuando te pones a andar, que hay un popping BESTIAL. Si por si eso fuera poco, alguna que otra vez el personaje me andaba a tirones.

Y si creíais que todo lo malo que podía pasarme era eso os equivocáis, porque atentos que esto es muy fuerte; en mitad de la demo el juego se colgó y el chico de Square Enix me tuvo que reiniciar el ordenador y volvérmelo a poner (estaba corriendo en un Windows XP, por cierto). Vamos, vergonzoso.

Entre cuelgues, tirones y popping pude probar un poco el sistema de combate. Con la “F” desenfundaba el arma (manejaba una arquera), con el tabulador seleccionaba objetivo y con el ratón o los números elegía el ataque que quería hacer (en la parte inferior de la pantalla había una tabla con los tipos de ataques y sus respectivos números para lanzarlos).

Los combates son prácticamente iguales que en FFXI, es decir, por turnos. Tú atacas la primera vez, pero después para volver a atacar tiene que pasar X tiempo . Vamos, los turnos de toda la vida pero sin barra de espera que te diga cuando puedes volver a atacar. Casi igual que en FFXI pero cambiándole la interfaz de combate. Y oye, que a mí eso me gusta. Para jugar a actions RPG tengo miles de clones por la red. Los turnos siempre molan.

Y nada más, la verdad es que mi experiencia con FFXIV ha sido bastante mala. Pero bueno, pensemos en que el juego está muy verde y que de aquí a que salga lo mejararán mucho.

En fin, al menos nos regalaron una alfombrilla para el ratón de FFXIV bastante chula:

Etiquetas: , , ,

4 comentarios:

  • Estan finos los de Square ultimamente... Esperemos que solo sea que el juego este verde, pero miralo por el lado bueno, la alfombrilla mola bastante xD.

    De Blogger Gran Rurouni, A las 23 de agosto de 2009, 2:03  

  • El juego en sí está bastante bien, lo que pasa es que por ejemplo en el punto "A" tenias que matar tres bichos, de los cuales, matabas 2 y uno salia corriendo hasta llegar al punto "B" que lo matabas y aparecian los otros tres bichos (bastante fáciles) y ahí se acababa la demo... Una vez que matabas los seis bichejos te decia que habias terminado, y volvias al punto de inicio, en el que si te daba tiempo pues te ponias a mirar alrededor, porque poca cosa más podias hacer... Y el tema de atacar... Un tanto raro... Igual es que estoy acostumbrada a utilizar siempre magias en vez de ataques fisicos en los rpg... Aun así, caerá seguro igual que el Diablo III

    De Blogger Noire, A las 24 de agosto de 2009, 19:44  

  • Por cierto, que Kef no lo ha dicho, ese de la foto es Tanaka-san (el productor de FF I, II, III, XI, y ahora también el XIV)

    De Blogger Noire, A las 24 de agosto de 2009, 19:48  

  • Otro simulador de andar no gracias

    De Blogger Shock, A las 25 de agosto de 2009, 14:38  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal