Legend SK

martes, 25 de agosto de 2009

Análisis: Blue Dragon

Juego: Blue Dragon.
Género: RPG.
Plataforma: Xbox 360.

Hironobu Sakaguchi abandonó la compañía que prácticamente había levantado casi por sí solo, Squaresoft, desvinculándose totalmente de su saga predilecta y una de las más conocidas en la historia de los videojuegos: “Final Fantasy”.
Y así es como nació Mistwalker, compañía con la que pretendía, segun sus propias palabras:

- "Estoy deseando romperla (la saga Final Fantasy) en pedazos. Aplastarla bajo mi propio pie."

Y aquí tenemos su primer proyecto en una consola de sobremesa, desvinculado de su anterior compañía: Blue Dragon, proyecto para el cual se trajo a uno de sus pilares, Nobuo Uematsu, como compositor, y como diseñador artístico a Akira Toriyama, el cual no necesita presentación alguna.

Y ahora mis conclusiones tras no solo acabarlo sino echar un montón de horas de más a este título. ¿Habrá logrado plantarle cara a Final Fantasy?. La respuesta en el análisis.



Historia

Nos encontramos con una historia muy enfocada al público infantil, concretamente ante un público de 8-12 años. Vivimos en una aldea, en donde cada cierto tiempo aparecen unas nubes violetas. Acompañando a estas nubes, un monstruo al que llaman el Terraburon ataca la aldea destrozándola. Aquí es donde entran en escena Shu, Jiro y Kluke, que un día le plantan cara y descubren que en realidad es una nave, y tras varias aventuras más, conocen la fuente de sus problemas: Nené, un mago que atormenta todos los rincones de su planeta. Durante su visita a la nave adquieren un nuevo poder en forma de sombras de animales, que les permiten hacer magia al igual que Nené, y deciden realizar un viaje por el mundo para acabar con la tiranía de este. A lo largo de su viaje conocerán a dos personajes principales más: Marumaro, un joven de la raza Devi, que son una especia de monstruos, y a Zola, que es la capitana del ejército del Rey de Yibral. A lo largo del juego conoceremos a algún que otro secundario importante más pero nada especial.

Y es que hay que pegarle una colleja en este aspecto a Sakagushi, porque siempre ha sido un veterano a la hora de contarnos grandes cuentos e historias y Blue Dragon tiene muchas cosas buenas pero la historia no es una de ellas y eso en un RPG duele. La historia no solo es totalmente previsible sino que además es sosísima, he jugado a montones de RPGs donde la historia a pesar de no sorprenderme demasiado la he disfrutado como un enano, pero este no es el caso. Conversaciones totalmente absurdas entre personajes, poca personalización, incluso menos que algunos personajes de Final Fantasy VIII como Quistis o Selphie, la ausencia casi de antagonistas y los que hay dejan bastante que desear con la excepción de Nené que simplemente cumple, pero ni de lejos llega al nivel ni siquiera de un X-Death de Final Fantasy V por citar a un malo del montón. Nos limitaremos a recorrer el mundo persiguiendo a Nené y a su ejercito de robots con un par de momentos épicos (concretamente los finales de DVD) y donde se nos contará algo de la historia del mundo de una manera muy superficial.

En resumen pocos personajes y un argumento bastante pobre y no muy bien llevado.



Gráficos

Si hay algo en lo que destaca especialmente Blue Dragon es en su genial ambientación, un mundo muy misterioso, con muchos lugares bastante tétricos que nos recuerdan a Tim Burton en ocasiones, como algunos parajes de Fable II, todo ello mezclado con un ambiente puebleril y en muchos momentos futuristas por la cantidad de carga robótica y de naves que presenta el juego.

Factorias, bases secretas, naves, aldeas construidas en laderas de las montañas, desiertos, cavernas, bosques lúgubres y oscuros, universos surrealistas... son algunos de los lugares que visitaremos en este título, todos ellos transmitiendo una muy buena sensación y muchas ganas de explorarlos de arriba abajo con la esperanza de encontrar cada tesoro que oculta el mundo de Blue Dragon. Y es que es un placer lo que me ha hecho sentir la exploración en este juego, especialmente a los muy detallados y bonitos escenarios en perfectas tres dimensiones, un sentimiento muy similar al que siento con la saga Dragon Quest.

El diseño de los protagonistas, antagonistas, razas y monstruos corresponde a Akira Toriyama, siendo su trabajo en los protagonistas un tanto pobre, con la excepción de Zola, que es el único diseño decente a mi gusto. Las razas son escasas: Gigantes, Devis, Humanos y unos hombres cabras feos de cojones. Solo los gigantes están curiosos, los devis son divertidos y los humanos pues lo de siempre de Toriyama. En lo referente a monstruos pues un buen trabajo con algunos diseños bastante buenos y divertidos como mezclas entre serpientes y los mojones de Doctor Slum y sobretodo mucho robot, que sabemos que a Toriyama le fascina dibujar maquinas. La variedad es buena pero sin llegar al nivel de un Dragon Quest, el problema principal es que se nota mucho el recurso de cambiar los enemigos de color, incluso más que en otros juegos, y las 298 criaturas de las que consta el juego se quedan en muchísimas menos.

A nivel grafico en términos generales decir que cumple de sobra con la estética que quiere dar el juego, que son unos gráficos más que correctos, con paisajes muy bonitos y amplios, aunque un poco vacios, especialmente en los combates. Otro problema son los bajones de frame que se producen en el mapa con muchos enemigos en pantalla y en los combates, donde las animaciones son algo lentas, lo cual no sé si está hecho a propósito, pero a mí no me acaba de gustar demasiado.

Por último comentar que no hay ni muchos ni pocos videos y que están bien realizados sin sorprender demasiado. Y afortunadamente los podremos pasar.



Sistema de juego y combates


Nos encontramos ante un RPG por turnos de los de vieja usanza (y eso me gusta mucho porque cada vez escasean mas), muy similar a lo visto en FFX con la barra de turnos arriba, indicando a quién le toca atacar en cada momento. Pero hay algunas pequeñas variantes, por ejemplo los hechizos los podremos cargar, pudiéndose hacer antes o después y cuanto mas tardemos más daño haremos con ellos. Existe una marca en la barra de carga que supuestamente es el momento perfecto, pero la verdad, no hay que echarle demasiada cuenta, pues aparece donde le da la gana y si, por ejemplo paramos en la barra en cualquier momento tras el momento cargado el daño será mayor, así que no le veo demasiado sentido a esto. Cuando llevemos más adelantado el juego podremos invocar también con una especie de límites, solo uno por personaje y quitando bastante daño. Por ponerle alguna pega, podrían haber metido más de estas invocaciones.

El resto pues un sistema de trabajos bastante típico de Dragon Quest o Final Fantasy pero un poco escaso en variedad, pues solo nos encontraremos con 9 tipos: Maestro de Espada, Guardián, Monje, Asesino, Mago Blanco, Mago Negro, Mago de Barrera, Mago de Apoyo y Factotum. El sistema recuerda mucho a Final Fantasy V porque aprendemos habilidades mientras los subimos y luego podemos mezclarlos creando, por ejemplo, guerreros que usan magia blanca.

Lo bueno de Blue Dragon es que podremos asignarles hasta un máximo de 8 habilidades, llegándose a crear combinaciones muy bestias y pudiendo tocar muchos terrenos con un mismo personaje, lo cual hace que se camufle la poca variedad de trabajos, aunque sigue estando ahí. Habilidades como atacar-robar, magia blanca, negra, barreras, prisa, contraataques, más MP... son algunas de las muchas habilidades que tendremos. También subir de nivel estos trabajos implica hacer subir nuestros parámetros, a más nivel de estos más fuertes seremos, consiguiendo en términos generales un sistema de juego bastante entretenido y que en muchas ocasiones nos incitará a pararnos a subir niveles para conseguir esa habilidad que estamos deseando.

Los enemigos aparecen en el mapa y podremos esquivarlos, atacarlos por la espalda o viceversa o usar una serie de poderes denominados barreras con los cuales los atraeremos, los rechazaremos o podremos derrotarlos sin ni siquiera tener que luchar con ellos con solo tocarlos con la barrera adecuada si somos más poderosos que ellos, pero en este caso no recibiremos experiencia, solo puntos de habilidad que sirven para subir los trabajos.

Mencionar también que existe la posibilidad de pelear contra varios enemigos al mismo tiempo con una especie de aura pulsando un botón y con la cual podremos tener hasta más de 10 combates seguidos dependiendo del número de enemigos que agarremos. En cada combate ganado de esta manera recibiremos bonus temporales como aumento de ataque u otros atributos. Existe la posibilidad de que algunos enemigos no se lleven bien entre ellos, peleándose, ignorándote y facilitándote en gran parte el trabajo.

Como crítica personal no comprendo por qué muchas veces peleamos y no recibimos dinero. Por poneros un ejemplo, me enfrento a un oso polar y lo derroto y me da 500 monedas, sigo adelante y mato a otro oso polar pero en esta ocasión no me da ni un céntimo. Y no sigue un patrón concreto sino que es cuando le parece y punto, cosa que desde mi punto de vista sobra.

El resto del juego pues sigue la mecánica de visitar pueblos y mazmorras, comprando ítems y explorando, y equipando a nuestros personajes con Accesorios, como pulseras, que suben el ataque, pendientes, colgantes y anillos. Con la clase Factotum podremos desbloquear hasta tres tipos de accesorios más para nuestros personajes.

A lo largo del juego nos encontraremos con algunos minijuegos donde tendremos que pulsar el botón en un determinado momento y algunas divertidas guerras de naves, en la cual podremos equipar piezas cuando estemos más avanzados en el juego, como pueden ser barreras, más capacidad de misiles o mejoras de ataque. Aunque es algo raro en un RPG la verdad es que es todo un acierto.



Música

Decir Nobuo Uematsu es casi siempre sinónimo de calidad y esta vez no iba a ser menos. Una banda sonora redonda donde predomina el misterio y un acompañamiento magistral para intrigarnos. Los que estén familiarizados con la banda sonora de Final Fantasy VII encontrarán un gran homenaje en esta banda sonora con guiños a temas como al de la maquina de recoger nueces de Kupo, al tema principal del mismo entre otros y mucho predominio de guitarras con temas rockeros y heavies.

Si algo llama la atención del juego es el tema de los jefes finales, “Eternity”, cantado por Ian Gilliam, el cantante de la legendaria banda de rock británica Deep Purple. Aunque no pega demasiado con el juego, lo cierto es que pica bastante en las batallas. Una pena que abusen tanto de él, plantándonoslo en algún que otro combate con los principales antagonistas, donde personalmente creo que hubiese merecido la pena hacer una canción propia. A favor decir que, a diferencia de Lost Odyssey, en esta ocasión no nos plantarán silencio cada dos por tres, y es que prácticamente toda la aventura está acompañada de música. Destacando más temas hay uno que nos acompañará en algunas mazmorras, que es muy bueno y que más adelante nos lo encontraremos versionado de forma bastante acertada. Y es que lo primero que se nos viene a la cabeza es "vaya, esto me suena... ostia pero si es el tema ese de antes, menudo cambiazo, que chula esta versión nueva". Y es que nos encontraremos una versión tétrica y otra versión lenta del mismo tema.

Destaco la composición de la batalla final que es una auténtica maravilla, y por qué no decirlo, la misma batalla final es muy buena. En el tema de Sonido Fx todo correcto, mucho sonido mecánico por la gran cantidad de robots aparecidos en el mismo y sin sorprender en tónica general.



Duración y otros aspectos


Nos encontramos con una aventura enorme, con multitud de búsquedas. Terminar la aventura me ha llevado 51 horas con algún que otro secretillo, pero completarlo con todo puede llevarnos casi 100 horas de juego dependiendo de cada uno. En el disco 2 tenemos una búsqueda opcional bastante larga con varios jefes finales y mazmorras, que nos puede llevar sus 4 horitas, y en la recta final cuando tenemos acceso a todo el mapa nos encontraremos 4 mazmorras opcionales mas grandecitas.
Mientras exploramos el mundo habrá ocasiones que busquemos en un sitio y nos salga un cartel que pone “Nada”, pero esto no debe entristeceros pues en el juego existe un colgado que nos intercambiará premios cuanta más "Nadas" encontremos en el juego (algunos bastante buenos). La posibilidad de subir todos los trabajos es otro aliciente y además muy entretenido.

Tenemos otra búsqueda opcional de derrotar a 5 poderosos dragones, tres mojones serpiente gigantes, siendo el de oro un autentico desafío, asi como el Robot de oro, al que solo podremos derrotar con los niveles más altos y con las habilidades apropiadas. De forma más accesible nos encontramos a los jefes de las mazmorras opcionales y a un árbol gigante que nos aparecerá en el mapa.

Tambien tenemos la posibilidad de conseguir partes para mejorar nuestro avión, facilitándonos mucho los minijuegos, y por último, para los mas fanáticos, están los logros que tanto le gustan a Gold, que en este juego son bastante complicados, porque nos llevarán entre otras cosas a conseguir lvl 99 en todos los trabajos y personajes, hacer los minijuegos perfectos, derrotar a todos los jefes opcionales, conseguir todos los items del juego, y un largo etcétera.

Una pena es la dificultad del juego y es que hacía tiempo que no me encontraba con un juego tan poco desafiante, hasta tal punto que si os llegan a matar una sola vez en el juego os podeis considerar unos patatas jugando a RPGs por turnos. Ni una sola vez he visto la pantalla de Game Over en la historia, solo al enfrentarme al jefe opcional mas difícil a un nivel muy prematuro, lo cual es una pena pues la mayoría de las veces pasaremos de hechizos como barrera, simplemente porque no nos veremos amenazados, quitando algo de componente estratégico a un juego en el que ni los jefes finales suponen un desafio.



Conclusiones

Si antes nos preguntábamos si el juego estaba a la altura de los últimos Final Fantasy, es obvio que si habéis leído el análisis os daréis cuenta de que no. Al contrario del ultimo juego de Sakaguchi (Lost Odyssey), el argumento no está nada cuidado y eso hará que muchos se aburran al ver que el argumento no termina de arrancar. En muchos lados puede que hayáis leído que en el tercer DVD mejora mucho la cosa, pero ni con esas, pues aun así el argumento en el tercer DVD se podría clasificar como malo tirando para medio y es que el principal problema son los personajes que no se dejan querer en ningún momento, y el poco interés prestado a ellos y a la historia en general.

Pero afortunadamente el juego tiene muchos factores para camuflar su asqueroso argumento y son el buen aspecto grafico y la ambientación general del juego que a mí me ha encantado, la banda sonora que es bastante buena, el sistema de juego que sin ser puntero es bastante entretenido y algunas cosas comentadas anteriormente pocas veces vistas antes en un RPG. Si a esto le unimos una duración excelente y bastantes búsquedas opcionales, nos encontramos no con un juego puntero pero sí decente, aunque hay mejores alternativas como Tales of Vesperia, Lost Odyssey o Eternal Sonata.

Nota de Legend SK: 7

Etiquetas: ,

4 comentarios:

  • Queda claro por lo que dices que Blue Dragon es un juego para iniciados a los RPGs, por lo que pegaba perfectamente en esa consola. Un juego que entra por los ojos y los oidos, y vacío en lo que verdaderamente importa a los amantes de los RPGs: que tenga buena historia y mejores personajes.

    La música tendré que oirla algún día, siendo de Nobuo no puede ser mala, pero por favor no compares con Lost Odyssey, ya que este juego es para niños (según tú) y Lost Odyssey es uno de los juegos más "adultos" que hay, por lo que utilizan los silencios muy bien, no es en absoluto un defecto. En otros juegos seguro que quedarían mal, pero no ahí.
    Y bueno, si a alguien se le había ocurrido comparar esto con FF tiene un problema, espero que Sakaguchi y tú hayáis sido los primeros y últimos xD

    Creo que este juego lo voy a dejar pasar... demasiados RPGs mejores tengo pendientes

    De Blogger Shock, A las 26 de agosto de 2009, 9:46  

  • Que no quedan mal los sonidos del Lost Odyssey? Haber depende de la situación si algo he aprendido de Silent Hill es que hay momentos en los que un silencio te dice mas cosas que mil canciones, pero en Lost Odissey nos encontramos que las ciudades no tienen musica, solo ruido ambiental, salvo un par de casos contados, no se si se debe a que el compositor realmente lo quizo hacer así (todos nos equivocamos)o por que realmente llevar al mismo tiempo las bandas sonoras de Blue Dragon y Lost Odissey fue demasiado trabajo, porque desarrollo ambas al mismo tiempo y tampoco hubo mucha diferencia de lanzamiento entre ambos.Adoro Lost Odissey pero en el apartado musical hubiese ganado si hubiese solventado lo que te comente antes con lo que no nos encontramos en este, y te repito la Ost de este juego es muy similar a la de tu juego favorito Final Fantasy VII, te recuerda constantemente a ella.

    Prefieres por ejemplo en Final Fantasy VIII pasear con silencio o sonido de maquinas de fondo o pasear con el fantastico tema que creo para el juego o por citar otro sitio, hacer la tumba del rey sin nombre en silencio en lugar de con el temazo del juego.

    Lo de que tengo un problema por comparar obras de un mismo autor, ha sonado ofensivo, y ni soy el primero ni el ultimo, lo que si te puedo decir que es mejor que algun que otro Final Fantasy, pero que es logico por la diferencia de tiempo entre ambos.Le pese a quien le pese hay titulos de otras sagas que en ocaciones superan a nuestra saga favorita.

    De Blogger Gran Rurouni, A las 26 de agosto de 2009, 11:59  

  • Esto es lo que pasa cuando te pones a hacer varios juegos a la vez. Le ha pasado a este genio, le ha pasado a Square Enix y le pasará a todo gilipollas que haga lo mismo.

    De Blogger Kefka, A las 26 de agosto de 2009, 14:37  

  • Habra sonado ofensivo para Sakaguchi en todo caso, que es el que lo ha dicho. Y me parece normal que parezca ofensivo porque no es muy listo queriendo "destrozar" FF con juegos asi.

    No se que tiene que ver FF8 con Lost Odyssey, una cosa puede quedar bien en un juego y no quedar bien en otros. Por ejemplo en Broken Sword hay continuamente sonido ambiental y no podia quedar mejor, no lo cambiaba por ninguna BSO de cualquier otro juego.

    Voy a bajarme ahora mismo la BSO del Blue Dragon, a ver si es verdad que es similar... bueno, a ver si es un 1% de la de Final Fantasy VII.

    De Blogger Shock, A las 26 de agosto de 2009, 16:30  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal